Lee la historia de Santa Teresa del Niño Jesús

salvando almas

Thérèse Françoise Marie Martin nasce Alençon il 2 gennaio 1873 da una coppia di commercianti in oreficeria, molto credenti, “degni più del cielo che della terra”, come li definiva Teresina. E’ l’ultima di otto figli, tre dei quali morti bambini.

Orfana di madre all’età di quattro anni, rivive il dramma dell’abbandono per il progressivo ingresso in Carmelo delle quattro sorelle, ricevendo in compenso l’affetto particolare del padre, che la chiama “piccola Regina di Francia e di Navarra” e anche “l’orfanella della Beresina”.

A su vez, entró en el Carmelo de Lisieux con solo 15 años, gracias a un permiso especial del Papa León XIII, que la propia Teresa había ido a rogar a Roma: "Si Dios quiere, entrarás en él.fue la respuesta del pontífice.

El deseo de la niña era "salvar almas" y sobre todo "rezar por la ayuda de los sacerdotes". Sor Teresa del Niño Jesús y de la Santa Faz es el nombre asumido en el momento de la profesión de votos.

Por sugerencia de la superiora, inmediatamente comenzó a llevar un diario en el que anotaba las etapas de su vida interior. Escribió en 1895: "El 9 de junio, fiesta de la Santísima Trinidad, recibí la gracia de comprender más que nunca cuánto desea Jesús ser amado".

la callecita

A finales del siglo XIX en Francia se difunde el pensamiento positivista, alentado por la multiplicación de grandes inventos y apoyado por impulsos anticlericales y ateos.

Por eso cobra especial importancia la elaboración teresiana de una espiritualidad muy original, también llamada "teología del caminito" o de la infancia espiritual, que funda la práctica del amor a Dios no en las grandes acciones, sino en los actos cotidianos aparentemente insignificantes.

Teresa escribe en su autobiografía "Solo hay una cosa que hacer: tirar las flores de los pequeños sacrificios a Jesús". Y en otra parte: "Quiero enseñar las pequeñas formas en que lo he logrado".

En el borrador original, este diario lleva el subtítulo "Historia primaveral de una flor blanca". Pero bajo el aparente romanticismo hay en realidad un duro camino hacia la santidad marcado por una fuerte respuesta al amor de Dios por el hombre.

No comprendida por las hermanas carmelitas, Teresa declara que ha recibido "más espinas que rosas", pero acepta con paciencia las injusticias y las persecuciones, así como el dolor y el cansancio derivados de la enfermedad, ofreciéndolo todo "por las necesidades de la Iglesia", "para arrojad rosas sobre todos, justos y pecadores”.

Para Juan Pablo II y Benedicto XVI, la especificidad de su espiritualidad es la apertura total a la invasión del amor de Dios, la capacidad de responder a este amor incluso en la "noche" del espíritu: hermana en esto de los pecadores, los lejanos, los ateos, gente desesperada y por ello declarada patrona de los misioneros.

Muerte y vicisitudes de la "Historia de un alma"

Después de nueve años de vida religiosa, Teresa murió a la edad de 24 años, el 30 de septiembre de 1897, de tuberculosis: ya en 1923 fue beatificada por el Papa Pío XI, quien la consideró la "estrella de su pontificado", luego canonizada en 1925.

Negli anni cinquanta del secolo scorso l’abbé André Combes, teologo all’Institut Catholique, alla Sorbona di Parigi e alla Lateranense, scoprì le manipolazioni che erano state compiute in buona fede sul Diario di Teresa, dalle stesse sorelle, inclini a considerarla la piccola di casa; la dottrina spirituale e teologale dell’”infanzia spirituale” non si limita però a uno sfondo psicologistico e sentimentale fatto solo di attenzione alle piccole cose.

El corazón de su espiritualidad está más bien en la conciencia de que el hombre, incluso en su pequeñez, acaba divinizado por la Gracia. En esto Teresa responde a los "maestros de la sospecha" como Feuerbach,Marx, Freud, Nietzsche.El hombre-criatura que se deja deificar por la invasión del amor de Dios es todo menos "alienado". Cristología y antropología van, pues, de la mano: Teresa se anticipa en casi un siglo a algunos textos del Concilio Vaticano II, de Pablo VI y en particular a algunos pasajes delCaritas in Veritatede Benedicto XVI.

fuente © Dicasterio para la Comunicación

Santa Teresa del Niño Jesús
Santa Teresa de Lisieux

Textos relacionados:

Papa Pío XI Santa Misa en honor de Santa Teresa de Lisieux, 17 de mayo de 1925

https://w2.vatican.va/content/pius-xi/it/homilies/documents/hf_p-xi_hom_19250517_benedictus-deus.html

Mensaje radiofónico del Papa Pío XII con motivo de la consagración de la Basílica de Santa Teresa de Lisieux

http://w2.vatican.va/content/pius-xii/fr/speeches/1954/documents/hf_p-xii_spe_19540711_lisieux.html

Capilla papal del Papa Juan Pablo II para la proclamación de Santa Teresa de Lisieux Doctora de la Iglesia 19 de octubre de 1997

http://w2.vatican.va/content/john-paul-ii/it/homilies/1997/documents/hf_jp-ii_hom_19101997.html

Audiencia general del Papa Benedicto XVI 6 de abril de 2011

http://w2.vatican.va/content/benedict-xvi/it/audiences/2011/documents/hf_ben-xvi_aud_20110406.html

Encíclica de Benedicto XVI "Caritas in Veritate"

http://w2.vatican.va/content/benedicto-xvi/it/enciclicas/documentos/hf_ben-xvi_enc_20090629_caritas-in-veritate.html

Messa Santa Marta Papa Francesco 1 ottobre 2013

http://w2.vatican.va/content/francesco/it/cotidie/2013/documents/papa-francesco-cotidie_20131001_strength-of-the-gospel.html

Del sitio web "La Santa Sede"

http://www.vatican.va/news_services/liturgy/documents/ns_lit_doc_19101997_stherese_fr.html

Avatar de Remigio Ruberto

Hola, soy Remigio Ruberto, padre de Eugenio. El amor que me une a Eugenio es atemporal y aespacial.

Deja un comentario