Lea y escuche La Palabra del 22 de diciembre de 2022

Vacaciones de Adviento del 17 al 24: 22 de diciembre

Primera lectura

Anna gracias por el nacimiento de Samuele.

Del primer libro de Samuel
1 Sam 1,24-28
 
En aquellos días, Ana tomó a Samuel con ella, con un toro de tres años, un efa de harina y un otro de vino, y lo introdujo en el templo del Señor en Silo: aún era un niño.

Immolato il giovenco, presentarono il fanciullo a Eli e lei disse: «Perdona, mio signore. Per la tua vita, mio signore, io sono quella donna che era stata qui presso di te a pregare il Signore. Per questo fanciullo ho pregato e il Signore mi ha concesso la grazia che gli ho richiesto.

Yo también dejo que el Señor lo pida: porque todos los días de su vida él es pedido por el Señor".
Y se postraron allí delante del Señor.

Espada de Dios.

Salmo responsorial
1Sam 2,1.4-8

R. Mi corazón se regocija en el Señor, mi Salvador.

Mi corazón se regocija en el Señor,
mi fuerza crece gracias a mi Dios.
Mi boca se abre contra mis enemigos,
porque me gozo en tu salvación. r
 
El arco de los fuertes se ha roto,
pero los débiles se han revestido de fuerza.
Los saciados se vendieron por un pan,
los hambrientos dejaron de hacerlo.
La estéril dio a luz siete veces
y la riqueza de los niños se ha marchitado. r
 
El Señor mata y da vida,
descender al infierno y ascender de nuevo.
El Señor empobrece y enriquece,
rebajar y exaltar. r
 
Levanta del polvo al débil,
levanta a los pobres de la basura,
para sentarlos con los nobles
y asígnales un trono de gloria. r

aclamación del evangelio

Aleluya, aleluya.

Oh Rey de los gentiles y piedra angular de la Iglesia:
ven y salva al hombre que formaste de la tierra.

Aleluya.

Evangelio

Grandes cosas ha hecho el Todopoderoso por mí.

Magnificat: La Palabra del 22 de diciembre de 2022
La Palabra del 22 de diciembre de 2022 4

Del Evangelio según Lucas
Lucas 1:46-55
 
En ese momento, María dijo:
«Mi alma engrandece al Señor
y mi espíritu se regocija en Dios mi salvador,
porque miró la humildad de su sierva.
De ahora en adelante todas las generaciones me llamarán
bendecido.

Grandes cosas ha hecho el Todopoderoso por mi
y santo es su nombre;
de generación en generación su misericordia
para los que le temen.

Explicó el poder de su brazo,
ha dispersado a los soberbios en los pensamientos de sus corazones;
derrocó a los poderosos de sus tronos,
levantó a los humildes;
Ha colmado de bienes a los hambrientos,
despidió a los ricos con las manos vacías.

Ayudó a su siervo Israel,
recordando su misericordia,
como dijo a nuestros padres,
para Abraham y su simiente para siempre".

Palabra del Señor.

San Beda el Venerable (ca 673-735)

monje, doctor de la Iglesia

Comentario al Evangelio de Lucas, 1, 46; LCC 120.37

“Él ha ayudado a su siervo Israel”

Maria dice: “L’anima mia magnifica il Signore e il mio spirito esulta in Dio, mio salvatore”; come dire: “Il Signore mi ha onorato di un favore così grande, inaudito, che non si può spiegare in alcun modo, solo l’amore può forse appena coglierlo nel più profondo del cuore.

Ecco perché metto tutte le forze dell’anima a rendergli grazie nella lode.(…) Il Signore ha fatto in me meraviglie; santo è il suo nome”. (…) Ella sola, quest’anima per cui il Signore si è degnato di fare grandi cose, può magnificarlo come conviene e dire, invitando a condividere le sue espressioni ed intenzioni: “Celebrate con me il Signore, esaltiamo insieme il suo nome” (Sal 34,4).(…) “Ha soccorso Israele, suo servo, ricordandosi della sua misericordia”. E’ bello chiamare Israele il servo del Signore, Israele che il Signore ha soccorso per salvarlo nell’obbedienza e nell’umiltà.

Così parla Osea: “Quando Israele era bambino, io l’ho amato” (3,1; cfr 11,4). Chi rifiuta di umiliarsi non può certamente essere salvato(…), ma “chiunque diventerà piccolo come questo bambino, sarà il più grande nel regno dei cieli” (Mt 18,4). “Come aveva promesso ai nostri padri, ad Abramo e alla sua discendenza, per sempre”.

Non si tratta qui della discendenza carnale di Abramo, ma della discendenza spirituale. Cioè, non si tratta dei discendenti secondo la carne, ma di coloro che camminano sulle tracce della sua fede. (…) La venuta del Salvatore è dunque promessa ad Abramo e alla sua discendenza per sempre, cioè ai figli della promessa di cui San Paolo dice: “Se appartenete a Cristo, allora siete discendenza di Abramo, eredi secondo la promessa” (Gal 3,29).

Por último, es hermoso que el nacimiento del Señor y el de Juan sean anunciados proféticamente por sus madres (…) La vida destruida por la culpa de una sola mujer sería de hecho restituida al mundo por estas mujeres, ambas llenas de elogio.

PALABRAS DEL SANTO PADRE

¿Qué nos aconseja nuestra Madre? Hoy en el Evangelio lo primero que dice es: «Mi alma engrandece al Señor» (L.c. 1,46).

Nosotros, acostumbrados a escuchar estas palabras, quizás ya no prestemos atención a su significado. Magnificar significa literalmente "hacer grande",acercarse. Maria “ingrandisce il Signore”: non i problemi, che pure non le mancavano in quel momento, ma il Signore.

¡Cuántas veces, en cambio, nos dejamos abrumar por las dificultades y absorber por los miedos! No la Virgen, porque ella poneDios como primera magnitud de la vida. Aquí es donde elmagníficat, da qui nasce la gioia: non dall’assenza dei problemi, che prima o poi arrivano, ma la gioia nasce dalla presenza di Dio che ci aiuta, che è vicino a noi.

Porque Dios es grande. Y sobre todo, Dios mira a los pequeños. Somos su debilidad de amor: Dios mira y ama a los pequeños. (Ángelus, 15 de agosto de 2020)

El evangelio del día.
Il Vangelo del giorno
La Palabra del 22 de diciembre de 2022
La Palabra del 22 de diciembre de 2022 2
/ /
Avatar de Remigio Ruberto

Hola, soy Remigio Ruberto, padre de Eugenio. El amor que me une a Eugenio es atemporal y aespacial.

Deja un comentario