Lee y escucha el cuento: “Los niños cebra”

¡Hola muchachos!

Esta tarde te leo el cuento, Remigio.

De niño lo hacía con eugenio y Francesca, ahora que son mayores y uno está en el cielo y el otro en sexto grado, te los leen y yo para todos.

Lee la historia:

Agostino era un niño que asistía a la escuela primaria y, según su maestra, tuvo mucha suerte.
De hecho, su profesora lo había clasificado como un niño cebra, término acuñado por la psicóloga Jeanne Siaud-Facchin para indicar a los niños que tienen en común con las cebras la capacidad de fusionarse con el entorno que les rodea, poseyendo un cociente intelectual superior a la media.

Además, estos niños estaban dotados de una profunda sensibilidad y de una extraordinaria capacidad de escucha e interacción.
A Agostino le encantaba escuchar, al final del día, a su abuela Ester que, entre cuentos fantásticos, leyendas y vidas de santos, estimulaba la inteligencia de su nieto.
El niño se benefició mucho de estas historias, logrando integrarlas también en su carrera escolar.
Al cabo de unos años, una tarde, su abuela le dijo que su repertorio estaba a punto de agotarse, también por lagunas de memoria a causa de la edad.

Aconsejó a Agostino que le sugiriera pasajes narrativos, aunque fueran inventados, durante las pausas.
Sus historias pueden no haber sido más precisas pero, para alegrar las horas de la tarde, podrían haber acuñado las suyas propias.
Decidieron que estas nuevas historias se llamarían "Historias de Belorie", ya que eran similares a las verdaderas.
Instó a su sobrino a que recordara todas las historias que ella le contaba porque podrían haberle sido útiles en la vida.
También le sugirió que los transcribiera, de forma gramaticalmente correcta, en un cuaderno, para que a su vez fueran contados en el futuro, teniendo todos una moraleja.

La abuela esperaba que su nieto se convirtiera en actor y tuviera el "fuego sagrado" de la actuación.
Pasaron varios años en los que Agostino prosiguió brillantemente sus estudios y, una vez graduado, dedicó la tesis, lograda con honores, a su abuela.
De vuelta a casa, lleno de gratitud, le llevó el beso académico que recibió tras discutir su tesis sobre los niños cebra, destacando que suelen tener en común fantásticos abuelos que les cuentan bonitas historias con moraleja.

Escucha la historia:

Historias para dormir
Le favole della buonanotte
Bebes cebra
Los bebés cebra 1
/ /

fuente © https://www.racconticonmorale.it/ cuento de dino de lucchi

Bebes cebra
Bebés cebra 4

Ultimo aggiornamento: 15 Novembre 2022 9:04 by Remigio Roberto

Avatar de Remigio Ruberto

Hola, soy Remigio Ruberto, padre de Eugenio. El amor que me une a Eugenio es atemporal y aespacial.

Deja un comentario